Camela y las piezas del museo | Televisión

La ideología es una sola, pero hay muchas formas de partir de España en dos mitos. Lo que mostró el inicio del programa fue otra cosa Lo de Évole dedicado a Camela. En primer lugar vemos las imágenes de lo que en primer lugar coleccionamos una cámara que llamamos todos los amantes del vídeo. En ellos, Camela sobre un escenario a medio camino entre los noventa y distintos públicos cantando sus canciones. En segundo lugar, un público esnob contempla esas imágenes con una mirada entomológica junto con otros objetos (una máquina de choque, una caja de radio, una muestra de correas de la caja de un distribuidor…) en una exposición llamada Camela 94, junto con los testimonios de los fans del grupo. Las piezas de este efímero museo son una, pero las piezas son las asistentes.

Cuando España está dividida en dos mitades me viene a la mente mucho ese cartel tan popular en las manifestaciones feministas que dice: “Todavía no me puedo creer que siga protestando por esta mierda”. Veo hipotéticos intelectuales despreciando al Popular y me parece impensable que sus beneficios en 2024. Pero ay, sigamos. Pasa con Camela, pero no sólo con ellas. Pasó con la rumba, con el flamenco, pasó con el reguetón y siguió con Rosalía. Cuántos desprecian la televisión, creyendo que le hace un favor al cine, cuántos no aprecian la comedia, creyendo que lo contrario del entretenimiento es serio, no aburrido. Las personas son incapaces de disfrutar, pero sí de valorar lo que disfrutan en un lugar, precisamente porque lo disfrutan en un lugar. Camela, a partir de ahí, no hace falta. Su currículum es el más lindo de todas estas personas.

Incluso desde hace algunos años, a través del posmodernismo, ha ocurrido lo contrario. Personas que valoran lo que dice sobre tu personalidad que algo les guste antes de decidir si les gusta o no. Y ahora en algunos sectores la búsqueda del Popular tiene cierto prestigio kitsch (Bourdieu viajó de ida y vuelta). La realidad es que todo lo teorizado sobre Camela no vale nada comparado con sus millones de discos vendidos. En Estados Unidos tenemos el sueño americano y nosotros, si preguntamos, podríamos tener el sueño. camello. Lo que quiero dedicaros es un programa o lo que dice TVE del especial de Nochebuena sólo son síntomas de que en estos dos mitos siempre hay alguien que es la primera persona, la comunidad. Los reyes de España no son hijo Felipe y Letizia, hijo Ángeles y Dioni.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Recibe el boletín de televisión

Toda la actualidad de canales y plataformas, con entrevistas, novedades y análisis, además de consejos y críticas de nuestras publicaciones periódicas.

PUNTIAGUDO

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_